EL NEPOTISMO EN LA IGLESIA

“Mateo 20:25 Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”.
Se llama Nepotismo a la preferencia de favorecer a los leales, simpatizantes, parientes o amigos. El nepotismo es corrupción, porque es una forma de señorearse sobre la gente. Es presentarse como el que gobierna y manda no como el que sirve, es una forma de tiranía del poder. En la política hay mucho nepotismo, la prueba está en la cantidad de familiares y amigos que se encuentran en los órganos de poder. El nepotismo tiene la ventaja inicial de favorecer al que gobierna y lo perpetua en el poder, pero la institución se llena de ineptos, de incompetentes, de gente que no sabe hacer su trabajo y al final eso le pasa al que gobierna una factura mayor. Muchos de los casos de corrupción política han sido el resultado del nepotismo.
Cuando un pastor o lider coloca gente en determinados puestos porque son sus leales, simpatizantes, parientes o amigos, y no por méritos o capacidades de la propia persona, comete pecado de nepotismo. El nepotismo sabotea las posibilidades de crecimiento y excelencia de los ministerios porque se llena de gente mediocre al imposibilitar el acceso a gente excelente y capaz. El nepotismo destruye los dones, porque no deja operar a quienes los tienen.
¿Cómo debe funcionar una iglesia para no caer en el Nepotismo? 1. Tenemos un ejemplo muy gráfico en Hechos 6:1-6. Ahí vemos que los apóstoles necesitaron de gente que ayudara en la obra social, concretamente en la atención de sustento a la viudas. Lo que hicieron para hallar a los más capacitados y no caer en nepotismo fue proponer una búsqueda, como vemos en “Hechos 6:3 Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo”. “Buscad” permite el acceso a todos, permite propuestas, permite que se descubran los dones, talentos y capacidades. Es probable que se corriera la voz, que se creara una especie de anuncio verbal que decía, “se buscan….”. Y una vez encontraron los candidatos, que fueron propuestos por la congregación misma,los presentaron delante de los apostases para que oraran por ellos. 2. En cuanto al liderazgo espiritual, la iglesia debe tener una via por la que todos puedan sin excepción de personas o dedocracia tener acceso al mismo. Esta fue la forma que usaron los propios apóstoles en la elección de Matías como sucesor de Judas. En Hechos 1:21-22 se nos muestra que fueron elegidos bajo el único requisito de haber estado junto a ellos desde el bautismo de Juan, es decir, que había un buen grupo. Y de ahí salieron dos candidatos, pero como no sabían a quien elegir de los dos, pues usaron un método judío no muy ortodoxo para la elección. Le damos las gracias al Señor por la forma en la que se eligen los cargos y acceden los líderes al liderazgo en nuestra Iglesia Misión Cristiana Moderna, pero necesitamos mejorar mucho más sobre todo en la información, para que nadie de entre nuestros miles con capacidades, dones y talentos se nos quede fuera. Dios nos libre del pecado de Nepotismo en la iglesia del Señor en la que no debe haber acepción de personas ni favoritismos.
Bendiciones de lo Alto
©Ángel Manuel Hernández Gutiérrez
Teología para vivir

Acerca de Ángel Manuel Hernández Gutiérrez

Padre. Doctor en Teología hc. Presidente Misión Cristiana Moderna y Asambleas de Dios Canarias. Representante Consejo Evangélico de Canarias FTV.
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.