Corazón Rebelde

“Proverbios 17:11 El rebelde no busca sino el mal, y mensajero cruel será enviado contra él”.
La palabra rebelde, en hebreo “meri”, aparece traducida como “amargura” en “Job 23:2 Hoy también hablaré con amargura; Porque es más grave mi llaga que mi gemido”. Esto nos enseña que la rebeldía está ligada a estados de amargura. Sabemos que la amargura procede de la falta de perdón. Cuando no se perdona, esa falta de perdón va mutando poco a poco a otros estado peores, pasa de falta de perdón a resentimiento, de resentimiento a amargura, de amargura a odio, y de odio a violencia, asesinato y posterior suicidio espiritual o físico (Salm. 25:19; Jer. 4:18), ¿Por qué? porque a los rebeldes los persigue el mensajero cruel. Ese mensajero cruel es el adversario cruel, el enemigo (Jer 30:14). Todos los rebeldes caen en la garras de satanás que los usa para sus crueldades, como vemos en el rebelde Caín que mató a su hermano Abel (Gen 4:8), o el rebelde Saúl que se suicidó (1Sam. 31:4), o el rebelde Jonás que propuso un suicidio asistido, que lo echaran al mar para morir (Jon. 1:12). Es curioso ver como la rebeldía de Jonás llevó a la ruina a todos los que estaban con él en aquel barco que perdió todo. La rebelión y los pensamientos de suicidio están muy conectados. Todos aquellos que se juntan con rebeldes terminan en el mismo hoyo, porque “…si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo” (Mat. 15:14). Un ejemplo de esto fue Ahitofel que se convirtió en el consejero diabólico del rebelde Absalón, que se levantó contra su padre David. Absalón no solo tenía un problema de rebeldía también tenía un problema sexual, por eso cedió al consejo de Ahitofel a que violara a las concubinas del Rey David en una caseta delante de todo el pueblo. Absalón pensaba que el era el verdadero Rey de Israel y no su padre David, y Ahitofel le apoyó en esa locura. Se juntó con todos los rebeldes que estaban en contra de David y se auto proclamó Rey de Israel. Ahitofel al final terminó suicidándose (2Sam. 17:23) y a Absalón le pasó más de lo mismo porque su cabellera se enredó en un árbol y quedando medio muerto, luego fue rematado por Joab, uno de los hombres de David y enterrado con mucha deshonra (2 Sam 18:17-18).
Por otro lado, la palabra hebrea rebelde también se traduce en Ezequiel 17:12, como la palabra “llevar consigo”, refiriéndose a cuando el rey de Babilonia llevó consigo a los rebeldes de Israel Babilonia. El rey de babilonia representa a Satanás, y Babilonia al mundo, esto quiere decir que los rebeldes terminan sirviendo a satanás en el mundo. No te juntes con rebeldes o terminarás como ellos, y procura apartar a los discípulos de los rebeldes que se les acerquen como hizo el Apóstol Pablo en Hechos 19:9.
Bendiciones de lo Alto
©Ángel Manuel Hernández Gutiérrez
Visita mi canal de youtube en https://www.youtube.com/channel/UC-BokmghtvDRJvkkHvUrtAA

Acerca de Ángel Manuel Hernández Gutiérrez

Padre. Doctor en Teología hc. Presidente Misión Cristiana Moderna y Asambleas de Dios Canarias. Representante Consejo Evangélico de Canarias FTV.
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.